El gobierno municipal entrante encabezado por el alcalde José Luis Abarca Velázquez, ha empezado a realizar acciones que vendrán a terminar con los enormes cráteres que existen en el periférico Sur en el tramo comprendió entre la entrada a las colonias Burócrata, Panorámica y CNOP, y la entrada a la colonia El Capire; los trabajos se han iniciado desde ya, para lo cual se ha habilitado un solo lado el periférico por lo que se deberá tener cuidado para evitar accidentes. Otra de las acciones y que por cierto está siendo visto con buenos ojos por la ciudadanía, es lo concerniente a la recuperación de las calles, para lo cual se empezó en la calle de Altamirano esquina con Aldama, de donde se retiraron a los comerciantes informales y luce espectacular. Obviamente quienes se han sentido afectados, manifiestan que también ellos tienen derecho a llevar el sustento a sus familias, pero en contra se han encontrado con quienes dicen que con sus acciones también han sido afectados, porque les habían quitado las banquetas para caminar y que tenían que bajarse al arroyo vehicular aun y con todo el peligro que representa. En fin, existen felicitaciones al alcalde por esta acción y aun y con todas las protestas que sin duda se dejarán venir, le piden que se mantenga en esa postura, algunos de sus colaboradores comentan que son necesarias esas medidas por el bien de nuestra ciudad y sus moradores; otros creen que esto es solo para negociar el pago de pisaje y en cuanto lleguen a un arreglo, el gobierno municipal cobrará y estos señores que ejercen este tipo de comercio pagarán, y nuevamente la calle volverá a lucir como siempre y todo en paz. Por lo pronto y de último momento, se dice que un líder perredista logró que hoy nuevamente estos comerciantes se volvieran a colocar y toda esa imagen bonita solamente duró un día. ¡Lástima! Ahora bien, esperemos que los líderes de estos comerciantes informales, se decidan de una vez por todas a realmente en apoyar a su gente, pero no volviéndoles a colocar en las calles, -ya lo hicieron, solo esperamos que sea temporal-  sino buscándoles un espacio con todas las facilidades para ejercer sus actividades comerciales sin necesidad de invadir calles y banquetas que son para que circules automovilistas y peatones. Por cierto y hablando de comerciantes, dicen los locatarios del mercado municipal, que ojalá que el arquitecto Eduardo Marroquín, no pase de noche en la responsabilidad de regidor de comercio, porque ya con lo que vivieron en la pasada administración es suficiente. Mencionan que ojalá el administrador designado para el Mercado Municipal “Gral. Adrián Castrejón” no se vaya a dejar influenciar por los líderes de siempre, quienes solo buscan proteger sus intereses mezquinos, que se recuperen áreas de uso común, el canal de desagüe de la calle Altamirano donde un dirigente ya colocó desde hace tiempo locales en pleno canal, que en el estacionamiento no se coloquen más tiempo comerciantes carretilleros y de todo tipo, porque obstruyen el flujo vehicular; que se despejen escaleras, pasillos, entradas y salidas, se limpien toda la tubería del drenaje y de agua potable en la Nave principal de dicho centro de abasto, para evitar los constantes taponamientos y olores fétidos que salen de las coladeras. La verdad es un trabajo titánico el que se tiene que hacer en el ese lugar, que requiere de la voluntad de todos, pero sobre todo que estén dispuestos a terminar con la anarquía hasta hoy existente. Al parecer el actual gobierno ha empezado bien con las acciones emprendidas y se está ganando el aplauso de la ciudadanía, pero ojalá y así se siga trabajando por lo que le resta, y que no se deje intimidar por las amenazas de los líderes de las tribus del PRD, como ya lo hizo uno el día de ayer, porque entonces se verá como un gobierno blandengue y ya nada se le creerá. ¿A poco no? Y si no ¡Juzgue Usted!

Anuncios